Es un gran honor contar con la presencia de cada uno de ustedes, y me enaltece poder brindarles una cordial bienvenida a nuestro Capítulo

Nos damos cuenta que el contexto y la coyuntura actual que atraviesa la profesión de enfermería -nuestra profesión- nos llama a cada uno de nosotros a enfrentar los diversos retos que día a día se nos imponen en el ámbito social, laboral y científico. Por tal motivo, el Capítulo de Enfermería, se siente profundamente admirado y agradecido por la labor desempeñada por todos ustedes en las diferentes instituciones del Sector Salud a las que pertenecen, y que enaltece y distingue a nuestra profesión. Este es el principio que debe imperar en nuestra conciencia. Debemos regirnos bajo la consigna de respetar, engrandecer y enorgullecer el alto prestigio que nos exige nuestra profesión.

La carrera de enfermería actualmente, además de brindarnos los procedimientos y los saberes necesarios para desempeñar nuestra labor, se encuentra floreciendo y despuntando el alba como el sol que alumbra un nuevo día en el acontecer de la Salud. La gran impresión que la sociedad está construyendo en torno a las labores desempeñadas por el área de enfermería, pone de manifiesto la maravillosa recepción y aprobación por parte de quienes han sido beneficiados por nuestro trabajo. Prueba de esto es el reconocimiento que últimamente nuestra profesión está adquiriendo como parte fundamental del proceso de recuperación, fomento y cuidado de la salud, aunada a la labor del médico.

Como personal de enfermería, debemos conducirnos, ante cualquier situación, de manera profesional, sin soslayar los preceptos morales que deben regir nuestra conducta. Así mismo, nosotros, de manera individual, tenemos la obligación de brindar en todo momento un servicio que ponga de manifiesto el amplio desarrollo y profesionalización al que nos encontramos comprometidos.

El compromiso al que el personal de enfermería se encuentra sujeto debe ir en consonancia al del Sector Salud. Si bien es necesario adquirir autonomía como esfera integral profesional, la Enfermería debe colaborar con las demás partes bajo el rubro de trabajo interdisciplinario. Esto no implica que el profesional de enfermería obtenga un conocimiento mayor sobre diversas áreas ajenas a su profesión, sino que aprenda a interrelacionarse con las otras áreas poniendo en práctica sus conocimientos. Así mismo, nos encontramos obligados como profesionales del sector Salud, a tomar parte activa dentro de las diversas problemáticas que se presentan a dicho sector; despojando de nosotros el papel de sujetos pasivos, que sólo siguen indicaciones, y así proponer ideas y soluciones por medio del diálogo equitativo.

Yo me pregunto, y de igual forma les pregunto a ustedes: ¿Será posible cumplir con los diversos objetivos que se nos imponen día a día en nuestra profesión? ¿Es clara la idea de compromiso que tenemos como profesionales de enfermería? Tanto con la carrera misma de enfermería, como con los diversos sectores con los que se encuentra vinculada. Espero, como muchos de ustedes supongo lo han de hacer, que las respuestas a estas preguntas sean afirmativas, y que con gran entusiasmo continuemos por el camino que hemos emprendido a partir de aquel momento que tomamos la decisión de ser enfermeras y enfermeros.